DESNUDA ANTE EL ESPEJO (FRAGMENTO)


20120221-192343.jpg

(Fragmento de mi próxima novela)

Llegaste desnuda de aquella madrugada, la esperabas, solicitada como eras, por la esquina desprovista de cautela, por el testamento de pasión.

Es decir, te gustas, cabrona. Llegaste al espejo y te hipnotizaste mirando tu propio cuerpo: te enamora el color de tu piel, la perfección de tus brazos, de tu cadera, de tus senos. No te preocupaba la mañana, ni el rezago de la luna, ni la noche, no te preocupaba no haber dormido, tenías que llegar a trabajar, que fingir, que soportar aquel camino que nadie había pavimentado para ti. Tenías que soñar mientras actuabas. Estabas lista para darlo todo, para pretender que lo dabas todo sin dar una mínima parte de tu potencial.

Todo era por ella, por Natalia, por cuidarla, por estar cerca de ella. Todo era por conservar tu ridícula y extravagante personalidad hasta su límite: todo era por saber que eras mejor que ella, por destrozarla si fuera necesario. Te gustas tanto, disfrutas tanto de tu cuerpo mientras te ves al espejo, disfrutas tanto de desearte imaginando que es Natalia quien te desea. Ella nunca va a saber que estás enamorada de ella hasta que esté enamorada de ti. Ella nunca va a saber que conoces cada uno de sus pasos, que vives para ella, que la única razón por la que trabajas tan cerca es por estar cerca, por verla, por olerla, por tener la oportunidad de hacer que te desee, que se enamore de ti.

Llegaste desnuda al espejo, Alexandra, dispuesta a todo por ti, no habías dormido. Un él te esperaba en tu cama. Desde el baño le gritaste que se largara. No te hizo caso, gritaste más fuerte, con más violencia, ese él pensó que bromeabas, así que tomaste la base de porcelana en la que ponías el jabón y la lanzaste a la cabecera en la que él ridículamente reía. Le gritaste que se fuera, ni siquiera tuvo tiempo de vestirse, tomó su ropa y salió espantado de tu cuarto, quizá maldiciéndote, pero en voz baja. Un él aterrorizado: otro él aterrorizado. Tú regresaste al espejo, Alexandra, admiraste de nuevo tu desnudez.

Pensaste en Natalia con el semen de un él todavía entre tus piernas. Pensaste en Natalia mientras veías la perfección de tus pezones en el espejo. Pensaste en Natalia mientras comenzabas a acariciarte. Imaginabas su voz, su aliento, su escasa sonrisa, su cuerpo disfrazado de ropa que no viste, que desviste, que se empeña en esconder aquello que no se esconde. Pensabas en Natalia, en sus labios. Y tus manos se colaban entre el semen casi fresco de tu prófugo y fugaz amante y tu propia humedad con el nombre de Natalia. Tus dedos se enredaban con tu vello y con tu aroma. Te tiraste al suelo, Alexandra, en medio de gemidos, en la búsqueda de aquel orgasmo que ese él no te dio. En la búsqueda de ese orgasmo que le pertenecía a Natalia al convertirse en tus propios dedos. Te dejaste caer en el suelo, Alexandra. Y vibrabas. Y llorabas. Y gemías. Y pronunciabas en silencio su nombre, Su Nombre, el nombre de tu más ardiente anhelo, de tu propia versión del significado y la significancia del amor. Del Amor. Sí, Natalia. En tu orgasmo. Natalia, en tu aliento. Natalia, en tus gritos, en tus alaridos, en tu más profundos sueños despierta. Natalia. ¡Natalia! ¡Ah! ¡Ah! ¡Ya!

En tu mente, sólo en tu mente, Alexandra. Ahora debes apurarte, dar un brinco a la regadera, vestirte o disfrazarte y lanzarte a la oficina. Tienes tantos pendientes que revisar. Apúrate, nunca has llegado tarde a trabajar. Y hoy no será la primera vez.

Anuncios

4 pensamientos en “DESNUDA ANTE EL ESPEJO (FRAGMENTO)

  1. no sabes que gusto me da leer este breve pero fascinante fragmento de tu novela … estaré pendiente de ella… nada más bello que el erotismo hecho lectura.

  2. Excelente la redacción, palabras perfectamente adecuadas para transportarme en tiempo, lugar y espacio. Casi pude escuchar los latidos del corazón ante esa explosión de deseos causada por unos dedos con imaginación llamada Orgasmo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s