TIEMPO: IMAGEN Y LETRAS


Horas. Semanas. Tiempo haciendo de sí mismo el narrador omnipresente. El cuenta cuentos oficial del ser humano. Tiempo: Cinco horas con cuarenta y seis minutos. Una semana. Un día. Experiencias que marcan una vida. Tiempo: una vida.

El domingo de la semana pasada corrí mi primer maratón, el de la ciudad de Nueva York. Lo hice en 5:46 y algo. Desperté, sufrí, pensé. Lloré. Corrí, caminé. Corrí. Volé. Y sin darme cuenta, de pronto estaba en otra dimensión. No mejor ni peor: distinta. Una dimensión de colores, en la que la luz era el único aparente método de supervivencia. Una dimensión en la que fui consciente por completo de mi condición de animal, de mi condición de humano, de mi condición de ser racional y de ser espiritual. Cada parte de mí tenía que luchar un poco para no darse por vencida. Para mí no fue un logro atlético, a pesar de haber exigido tanto a mi cuerpo, si embargo, fue, sin duda una significativa experiencia meditativa, creativa, emocional. Una conexión entre mi propio cuerpo y miles de cuerpos, entre mi mente y miles de mentes, entre un espíritu colectivo que navega por el aire. De pronto, en medio de los miles de mentes, del espíritu colectivo, aparece un lente, una cámara buscando algún momento mágico. Y ese momento mágico fue un beso. Y ese beso fue el que regalé a mi esposa al encontrarla entre la gente que echaba porras en el maratón.

Luego la tecnología acompañada del corazón, del tiempo, del arte y de la distancia cada vez más recortada. La foto me llegó. Su dueña me la regaló, me buscó en Google, me encontró en Twitter, me escribió un hermoso mensaje y viajó de golpe hasta aquí. Tal vez ahora creo un poco más en la belleza de la humanidad, en la belleza interna de la gente.

Tal vez haya olvidado un poco el asco que me da la política en mi país, el arte mal logrado. Tal vez por un momento crea más en las sonrisas.

Pasa el tiempo y las anécdotas van creando un nuevo mundo. Hermoso, completo, dibujado en fuego detrás de los ojos cerrados. Pasa el tiempo y nos cuenta historias.

Entonces entran las letras, las imágenes y las mentes para encargarse de contarlas.

Gracias, Alana, una semana después, tu foto tiene un significado completamente nuevo. Y seguirá adquiriendo sentimiento. Fuerza. Locura. Belleza.           ¡Gracias!

Anuncios

3 pensamientos en “TIEMPO: IMAGEN Y LETRAS

  1. Las imágenes que no se planea tomar, son las que captan momentos verdaderamente hermosos, sin poses, sin maquillaje, sin nada excepto la relación de dos personas que se admiran y se apoyan mutuamente. Felicidades por la carrera y por la foto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s